jueves, 15 de octubre de 2009

Pluma de fuego 6.2







-Hola, ¿Podría pasarme con la habitación 315?
-Un momento por favor
Una voz habló al otro lado del teléfono. No me resultaba familiar, tal vez se habían equivocado.
-¿Quién?
-Hola, ¿Está Ewan?
-Si, ahora se pone-resoplé, toda la tensión se escapó con ese soplido de aire
-¿Hola?- respondió Ewan con su inconfundible gravedad en la voz.
Le expliqué rápidamente lo sucedido, pero tras el monólogo ininterrumpido de una mujer con facilidad de palabra y velocidad vertiginosa de estas, tuve que volver a repetírselo todo de nuevo y con calma, pese a la clara irritación del agente. Me instó a que no me preocupara, enseguida vendría él para ayudarme.
Poco después de colgar, dos agentes irrumpieron en la sala en la que me encontraba. Una mujer morena, delgada, y con cara de pocos amigos que tenía un lápiz en el pelo para que se le sujetara el moño, y un hombre mayor, fofo, y calvo, que me echó una mirada fulminante y analítica de arriba abajo nada más entrar. Rápidamente el hombre se sentó en la otra butaca de piel, enfrente de mí, y sonrió irónicamente con una actitud petulante. Presupuse que había una rivalidad insana y una falta de compañerismo entre ambos aparentemente, pero también podía ser una estrategia evidente para utilizar la vía del poli bueno-poli malo. De todas maneras supe a primera vista que con quien tendría problemas sería con la mujer, me daba la sensación de que era todo un hueso.
-Señorita González-profirió el hombre-es usted sospechosa del crimen cometida a la familia Esteve, y pese a que no hemos hallado pruebas incriminatórias para mantenerla más tiempo en nuestras dependencias, usted se encontraba en la escena del crimen.
-Y hemos hablado con su compañero- espetó la mujer agresivamente- y nos ha confirmado que él es el artífice del asesinato, y que usted es cómplice. No intente engañarnos, lo sabemos todo- Una sonrisa cínica se instauró en la comisuras de mis labios- Ayer a las 21 horas- prosiguió la agente- en la vivienda de la familia Esteve, usted y su compañero cometieron este asesinato premeditadamente. Tenemos grabada su confesión ¿Tiene algo que añadir?
-Mire agente
-Inspectora, inspectora Suárez
-¿No se necesita en estos casos unos abogados?
-¿Para unos asesinos? Lo dudo- el compañero bufó- El abogado vendrá cuando a mi me venga en gana- Su voz se elevaba con cada sílaba, y con cada palabra lo hacía también su chulería, hasta que me crispé.
-Mira bonita- Ambos se quedaron pálidos ante mi valentía- Antes de nada, si necesito un abogado es para denunciarla, agente- quiso volver a añadir que era inspectora, pero yo me adelanté- o lo que sea. ¿Usted se piensa que soy tonta? Su compañero me dice que no hay pruebas incriminatórias contra mí y usted me viene con la milonga de la confesión, pero que conste que la entiendo, que mientras se culpe a alguien, aunque sea el primero que pase, a usted ya le sirve. Ha intentando usar una última carta añadiéndole esos grititos y esa chulería para amilanarme, pero no se ha dado cuenta que nunca ha tenido esa carta en la mano, porque si ustedes fueran unos competentes policías o detectives, o lo que diablo sean, hubieran averiguado fácilmente que nunca encontraran pruebas porque ambos ayer, a las nueve de la noche, nos encontrábamos en el Hospital de Barcelona.
-Cuidado, señorita- pronunció la inspectora Suárez- que la detengo por desacato-
-¿Y que hacían allí?-Murmuró el hombre
-Rodolfo- decidí dar el nombre por el que lo conocían en el Hospital- ha despertado está misma mañana de un coma que lo ha tenido postrado en una cama veintiún días.
-¿Rodolfo? El nos ha dicho que se llama Daniel- masculló entre dientes el agente
-No recuerda absolutamente nada, ni siquiera sabe como se llama.-Les conté la historia del supuesto padre, y ambos se miraron dubitativos
-De acuerdo, lo que usted ha contado es una coartada para él, pero no veo la conexión contigo-
-Justo el compañero de habitación de Daniel es mi novio.- ¿Había dicho novio? Me corté.
-Continúe- insistió la inspectora
-Pues eso, mi novio- volví a repetir- era compañero de habitación de Daniel, el también estuvo unos días en coma.
-Vale, eso lo podemos averiguar- comentó a la mujer a su subordinado- manda un par de agentes al hospital para confirmar estas coartadas y que Daniel, o Rodolfo, o como se llame, estaba en esa cama en ese momento, y de si Esther González se encontraba a esas horas en el lugar- miró al hombre que albergaba dudas sobre si esa labor comenzaba a ser innecesaria y estúpida- no tiene que ser difícil pues no era horario de visitas.
Me sentí revolcándome en el gozo por como había actuado. Era inocente, y eso nadie lo podía cambiar. Le había plantado cara a esa mujer.
Minutos después un agente irrumpió en aquella sala, se acercó a su superiora y le cuchicheó algo al oído mientras está, a su vez, me dirigía una maliciosa mirada.
-Has tenido suerte-balbuceó- tu explicación cuadra a la perfección con la que nos ha expuesto él, además hemos llamado al hospital y la información y nos han confirmado lo que nos has contado. Estáis libres- guardó silencio durante unos instantes, retraída y sofocada, y luego retomó la conversación-Perdone por las molestias que le hemos podido ocasionar- me dejó perpleja, la estaba percibiendo vulnerable, inerme… Pensaba que sería una mujer que optaría por evitar el tema, que huiría, antes que pedir disculpas- el agente Fernández-continuó- le acompañará a la salida y le devolverá todos sus objetos personales- me levanté de la silla, y me dirigí a la puerta.
-Investigaremos al supuesto padre del chico. Muchas gracias, tome mi tarjeta, y ante cualquier cosa me llama, y sobretodo tenga mucho cuidado, que la cosa no pinta muy bien.
-Gracias
Cogí todos mis objetos que se encontraban en una bandeja de plástico. Comencé a caminar, pero me detuve enseguida para corroborar que no faltase nada en el bolso, sobretodo los objetos de Iker. La carta no estaba.
Me volví para recriminarle al policía el hurto, y tras mi espalda escuché la voz de Ewan. Volví sobre mis pasos y allí estaba plantado en la puerta. Fui hasta allí para abrazarle y agradecerle que hubiese venido.
-¿Qué ha pasado?-curioseó
-Es largo de contar, cuando tenga un poco de tiempo te lo explicó. Por cierto, ¿Ya te han dado el alta?
-No-sonrió burlonamente- me he escapado
-¿Por qué lo has hecho?-le abronqué, pero por dentro me sentía agradecida, había abandonado el hospital para venirme a buscar. Esta increíble todo lo que estaba haciendo por mí- Esperamos a que salga Daniel, y de inmediato te llevo al hospital
-Disculpe, ¿es usted la señorita Esther González?- preguntó un agente que surgía desde detrás de una columna. Asentí- el joven que se encontraba con usted en la escena del crimen ha dejado esto para usted.
Salimos fuera de las dependencias policiales. Era un carta de Daniel, la abrí y comencé a leerla ansiosa, la letra era difícilmente legible

Querida Esther:
Te agradezco todo lo que has hecho por mí. Siempre me estas salvando, y siento que yo no paro de estar en problemas, y tú constantemente me sacas de ellos, es hora de que comience de nuevo a andar solo, a buscar mi camino, y sobretodo a reencontrarme con mi pasado. Ahora es hora de recompensarte.
Cuando salía me he cruzado con el hombre que dijo que era mi padre. Tenía en sus manos el texto que escribió Iker en la habitación. No sé como ha llegado a saberlo, ni que quiere de nosotros, pero seguro que nada bueno. Solo te pido que me dejes esto a mí, y no te inmiscuyas indagando sobre el asunto, puede ser muy peligroso. Déjame hacerlo por ti.
Afectuosamente, tu amigo de por vida
DANIEL







CONTINUARÁ...

8 volátiles plumas:

Ruth dijo...

Jo, Leinad, qué bien escribes tío........

Besos.

Noelia dijo...

vaya ahora el supuesto padre tiene el texto!!! MMMM y además Iker y Daniel los dos tienen cierta unión
y Falta el sobre de iker che quiero saber !!!

Más!!!!



PD No creas que se me escapa apareces en tus novelas como Hitchcock!!!

Pluma de fuego dijo...

Ruth gracias ^^ no puedes desintoxicarte? jejeje

Pluma de fuego dijo...

Noelia, fíjate bien, y analiza que te llevas la sorpresa Noelia.... jaja.
Daniel e Iker al parecer si tienen cierta unión
Y en cuanto al contenido del sobre de Iker, ya falta un poquito menos

Silencios dijo...

Lo siento corazón llego tarde a todos los lados, ufff saturada de trabajo, en fin.

¿ cómo de peligroso? Uhmmm

más!!! Muacksss

Ruth dijo...

Oye, mi metadona está tardando en llegar!!!!

Muax

Leinad24 dijo...

Silencios, relájate que te me estresas jajaja. Un besazo...
Supongo que es demasiado pronto aún para que os déis cuenta de algunos aspectos, pero tiempo al tiempo

Leinad24 dijo...

Ruth lo siento, te dije que colgaría algo, pero ya te contaré algunas cosas que han sucedido estos días. Os recompensaré